Candado Jadeante

Busco ese candado jadeante que danza en tu pecho
Ese misterio que asombra el paradero de las noches que no habito

¿Rojo o malva?
Jamás lo vi

Lo escondes en tu selva de pulmones, hígados, árboles y flechas
Sobre él reposan tus pechos,
apisonando sus pálpitos,
poniendo en sombra las llamas de tus besos

Lo que fue un fresco arroyo,
ahora es arena densa
Lo que nació como una ágil expansión de tus mares,
ahora muere en el pesado gozo de tu boca.

Cavaré con ahínco en tu cuerpo
Acortaré así las distancias
Desparramaré tus horizontes, tus entrañas, tus silencios
Desnudaré tu música, tus himnos, tus cencerros
Tomaré el motín crecido de las semillas que plantaron nuestros vientos

Tu infinito
Tu corazón

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s