Corto y Expresso. Largo y Lento

Hoy pediste un café corto. Yo quería uno eterno.
Por favor, no vuelvas a pedir un Expresso,
O no tendré tiempo de robarte un beso.

Pídelo largo. Tómalo lento.
No temas por si se enfría, yo te lo caliento.

Es difícil prender la hornalla cuando sopla el viento,
Pero hay que hacerlo ahora que aún estamos a tiempo.

Si se prendiera en el último momento…
¡Ay, si se prendiera en el último momento!
Volveríamos a quemarnos como en nuestro primer y último encuentro.

Pide un café largo. Tómalo lento.
Primero te calentará la panza,
Luego te mantendrá despierto.

Toma más café, yo te lo caliento.
Y mientras tanto, procuraré tenerte contento.

Cuando acabes, te recitaré los posos.
Te leeré estos versos.
Intentaré reconquistar lo nunca conquistado,
Rellenaré tu taza con besos.

Y mientras tanto, procuraré tenerte contento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en poemas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Corto y Expresso. Largo y Lento

  1. Vertonika dijo:

    Que chulo! este me lo guardo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s